PARQUE NACIONAL LAGUNA BLANCA

UBICACIÓN: Sudoeste de la provincia de Neuquén, Dpto. Zapala.

FUNDAMENTOS DE SU CREACIÓN: Fue creado con el objeto de proteger el ecosistema lacustre que le da nombre al parque, el cual alberga una de las poblaciones más abundantes de Cisnes de Cuello Negro, junto a una gran variedad de otras aves acuáticas. Además, protege un amplio sector de ecosistemas terrestres representativos de les Estepa Patagónica.

DESCRIPCIÓN GENERAL: El relieve del paisaje corresponde a típico de las cercanías de la precordillera andina, con mesetas escalonadas que van decreciendo hacia el este. Está enclavado entre cerros cónicos, de pendientes suaves y "bardas" de paredes abruptas . Entre las principales elevaciones figuran los cerros Laguna de 1459 m. y Mellizo Sur de 1721 m.. La Barda Negra, al noreste de la laguna, corresponde al frente de una amplia meseta basáltica, ubicada en el norte del Parque . La Laguna Blanca tiene unas 1700 ha. de superficie y unos 30 km de costas, es alimentada por dos arroyos de caudal temporario: el arroyo Pichi Traful y el arroyo del Llano Blanco, y es posible que reciba otros aportes subterráneos. También existen otras lagunas como las del Hoyo, Oliva origen Mapuche.

YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS/PALEONTOLÓGICOS: Observaciones realizadas, han comprobado la existencia en la zona de Barda Negra, de restos de alfarería de origen Mapuche. Estos restos consistían en pequeños fragmentos de cerámicas pertenecientes a vasijas y algunas puntas de flechas y raspadores, industria pre-cerámica bastante conservada, manos de mortero hechas con lava volcánica, como así también gran cantidad de esquirlas, realizadas en obsidiana (vidrio volcánico) y sílices diversas.